lunes, 26 de mayo de 2014

LLEGO LA HORA…..






Muchos son los indicios astrológicos que apuntan a que llego la hora de las definiciones trascendentes que habrá que tomar el pueblo y sus gobernantes para continuar sus procesos de cambios que toda configuración Júpiter/Saturno trae en su esencia.

En primer lugar quiero indicar dos asuntos previos. El primero de ellos, es el significado de la configuración Jupiter/Saturno, el cual se asocia a los cambios socio-políticos de una generación. Me baso en lo planteado por Silvia Ceres en su libro “Astrosociologia” y en los diversos estudios realizados por el profesor y astrologo español Tito Macia.

En segundo lugar baso mi cálculo de la  carta considerando la hora universal (UTM) cuando ocurrió el evento en el cielo y coloco las coordenadas para Caracas. Es decir la diferencia horaria la coloco en +0:00. Me baso en los trabajos de Tito Macia, Silvia Ceres, Pepa Sanchis y Juan Estudella, donde hacen mención a estas configuraciones para otros países pero siguiendo el mismo procedimiento. Igualmente, los programas Kepler_CPA y Armon, creados por Miguel García, se basan en este mismo criterio.
Dijo esto porque existen otros astrólogos también igual de reconocidos, que la calculan en forma diferente en relación a la diferencia horaria. Lo importante es que sea cual sea, la disposición planetaria es la misma, solo cambiando la ubicación de las casas.

Aclarando este asunto como base de lo que expondré, pasemos al análisis de lo que está por venir.

El ciclo Júpiter/Saturno tiene su punto primario en el 22° Tauro, lo que nos indica que los cambios socio-políticos de la época se basaran en la confrontación de los modelos económicos (Tauro-Escorpio, relacionados domalmente a las casas II y VIII), que en este caso serán un sistema capitalista versus un sistema socialista. La manipulación de los más poderosos de cada bando, se han encargado de sobre dimensionar las virtudes de sus ideas y de desprestigiar y satanizar las del bando contrario.

Pero, metiendo en un colador todas esas ideas, solo sale una en común. “Se busca ser felices y se quiere evitar el sufrimiento”. Si bien es importante el que todos tengamos las mismas libertades, las mismas oportunidades y todos tengamos acceso a todos los recursos para lograr el bienestar social, también es cierto que debemos saber utilizarlo, saber ganarlo, tener el reto por conquistar nuestro bienestar. En pocas palabras, hay muchos aspectos del capitalismo que son buenos y muchos aspectos del socialismo que también lo son en su esencia.

Solo que son los que están a la cabeza, esos líderes que de alguna forma le hemos dado nuestro poder, los que desvirtúan nuestras peticiones.

Aquí es donde entran a jugar los planetas, el Sol, como representante del liderazgo, la Luna, llevando la carga emocional del pueblo y la configuración como tal Júpiter/Saturno teniendo la llama activa del deseo de cambio socio-político que se ha trazado en esta oportunidad.

Este proceso está en su fase menguante, es decir, después de llegar a su culminación (fase llena u oposición), empezaron a salir los frutos, unos dulces, grandes y sabrosos y otros amagos, pequeños y podridos. Es hora de la “tala”, hora de quitar la maleza y de recoger el fruto, hora de la cosecha (ultima cuadratura antes de la nueva conjunción).

El que sembró “odio”, recogerá “odio”, el que sembró “paz y amor”, será eso lo que conseguirá al final de la jornada. El que se quedó sentado esperando ver lo que pasa, se quedara solo con el recuerdo de la película que nunca protagonizo.

Para el mes de Junio del 2014 (dia 12) se auguran cosas interesante que al pasar los tiempos nos darán la razón o no.


El atacir del punto primario, Júpiter/Saturno llega a Neptuno.  Si identificamos a la conjunción como un proceso de cambio o un proceso revolucionario, podemos decir que está en un momento de “nebulosas”, el proceso entro en una fase de niebla, de dificultad para encontrar el rumbo, de idealismos fuera de la realidad.

El atacir del Sol está llegando a Urano. Este planeta significador del liderazgo, de los que llevan el control y el mando está llegando a un punto donde se derrumban las estructuras, Urano lo revuelca todo, es intempestivo, arrasador, destructor. Es como el buey que arrastrando las “rastra” del arado, destruye lo compacto y estable de suelo, revuelve la tierra en aparente destrucción, pero a la larga es lo que permite que esa tierra tome nuevos aires, y dé apertura a las próximas nuevas semillas.

Hasta aquí, cualquiera de las formas de expresar la configuración coinciden. En mi caso particular de cálculo, el Sol también está en la cúspide de la casa IV, es decir que soplan nuevos liderazgos. Pero, productos de qué?. La Luna sería la encargada de dar sus asuntos. El atacir de la Luna esta sobre la cúspide de la casa II, es decir, el pueblo quiere en primera instancia su bienestar social, su bienestar económico y su máxima seguridad como prioridad del momento.

El atacir de la cúspide de la casa XII llega a la Luna, que pudiera significar en otras palabras, que existe un pueblo enjaulado, atrincherado, que no ve salidas.

El atacir de la cúspide de la casa II sobre el Sol. La responsabilidad del “querer del pueblo” (bienestar económico, social y político) radica en sus líderes, en lo que hagan o no hagan, en lo que dicen y no dicen.  

Ahora bien, lo más importante para mi está en el atacir del ascendente, el cual llega al punto arabe denominado “El Rey pierde su cargo” (ver página de Adela Ferrer – puntos arábigos). Esto de por si, no tiene más que una interpretación.

Aquí me acorde de una palabras de  Heinz Dieterich, ideólogo del socialismo del siglo XXI, cuando dijo “…A Maduro le quedan máximo 8 semanas más en el poder…”. Esa afirmación la dijo el 3 de Marzo y la verdad es que ya pasaron las ocho semanas, pero en términos astrológico y hablando de configuraciones universales lentas, unas semanas más o una semanas menos, no influyen en este caso a lo que el cielo anuncia.

Hay un tren que está partiendo a rumbos diferentes y nuevos, el que quiera ir, puede abordarlo, el que no se puede quedar. Son pocos los minutos para partir, la primera llamada ya de dio desde el 14 de febrero, ayer sonó otra campanada en San Cristóbal y San Diego.

Todo aquel que pretenda ser el Sol de Venezuela, que escuche a su Luna



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada